En la actualidad, hay un gran número de accesorios para los atletas de entrenamiento funcional. Muñequeras, calleras, cinturones, rodilleras y zapatillas de levantamientos olímpicos son algunos de los complementos más comunes.

En mi opinión, la muñequera es el accesorio más importante cuando levantas peso.

El propósito de la muñequera es reforzar la articulación de la muñeca en levantamientos de press y por encima de la cabeza. Durante estos movimientos, la muñeca puede extenderse excesivamente y comprometer la articulación.

Es aconsejable incorporar las muñequeras en tus entrenamientos con cargas pesadas pero es básico usarlas correctamente.

A continuación te dejo algunos consejos que te ayudarán a sacarles el máximo partido.

1. Calienta sin las muñequeras

No necesitas envolver tus muñecas para mover cargas menores del 60% de tu RM. Usa muñequeras sólo cuando trabajes con cargas máximas o cerca de ellas. Entrenar con muñequeras todo el tiempo debilita la fuerza en los flexores y extensores de la muñeca.

2. No ates las muñequeras demasiado bajas

Recuerda que el propósito de una muñequera es reforzar la articulación de la muñeca. Si colocas la muñequera debajo de la articulación, la convertirás en una pulsera para el antebrazo que no brinda soporte. Asegúrate de cubrir la articulación de la muñeca lo suficiente para crear soporte y evitar una extensión excesiva de la muñeca.

3. Usa la muñequera adecuada 

Hay dos tipos de muñequeras en el mercado: muñequeras de algodón que son más delgadas y más flexibles y muñequeras más gruesas con velcro. Para realizar movimientos funcionales como Clean and Jerk o Snatch, las muñequeras más delgadas  son una mejor opción, ya que te proporcionarán un poco más de rango de movimiento en la muñeca. Necesitarás poder extender tu muñeca para recibir la barra en ambos movimientos.

4. No es necesario usar muñequeras para la mayoría de los movimientos de gimnasia

No necesitas usar muñequeras para realizar ejercicios con tu propio peso corporal como son las flexiones, fondos o dominadas excepto cuando entrenas o compites con una lesión en la muñeca.

Son recomendables cuando realizas flexiones verticales.

5. No uses muñequeras para ocultar problemas de movilidad y flexibilidad

Una excusa común para usar muñequeras es dolor o incomodidad cuando la muñeca está en extensión, como cuando realizas sentadillas frontales. La mayoría de las veces, las molestias en la muñeca son debidas a la poca movilidad en la parte superior del cuerpo. La extensión torácica deficiente, la falta de flexión y rotación externa del hombro y la flexibilidad de la muñeca pueden influir al colocarte en la posición Front Rack.

En primer lugar, entrena la movilidad articular.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here