¿Se te carga el cuello, la espalda u otra parte del cuerpo? ¿Eres de los que se lesiona una y otra vez en la misma zona?

La mayoría de estos problemas son debidos a una movilidad articular reducida y desequilibrios en el sistema neuromuscular. Muchas personas no conocen sus limitaciones hasta que derivan en una lesión o un dolor agudo.

El ser humano desarrolla en sus primeros años de vida una increíble capacidad de movimiento. Nace con plena flexibilidad y rangos de movimiento completos y pronto perfecciona el control motor, añadiendo estabilidad y coordinación. Para observar cómo es un movimiento natural, sólo es necesario seguir el ejemplo de un niño pequeño. El movimiento es completo y libre.

A medida que crecemos vamos perdiendo movilidad articular. El rango de movimiento en las articulaciones se reduce por la inactividad física, por mantener una postura incorrecta y por no trabajar la movilidad. La relación entre el cuerpo y el movimiento se olvida.

La movilidad articular es una de las capacidades físicas que antes se pierden al dejar de practicar ejercicio físico.

Nuestras sesiones de movilidad son la solución definitiva para eliminar el dolor, prevenir lesiones y optimizar el rendimiento deportivo.